Desmontando la tasa de rebote

La tasa de rebote es una métrica de la que todos hemos oído hablar o estamos familiarizados con ella. Sin embargo, en nuestro día a día a veces nos encontramos con suposiciones no del todo precisas. Responsables que no tienen un perfil muy técnico suelen suponer que son aquellos usuarios que llegan a una página y se van, pero no es rara la pregunta de a partir de qué tiempo en la página deja de considerarse un rebote… ¿8 segundos?, ¿10? o ¿15?

A continuación, vamos a ver qué es el porcentaje de rebote y aclarar algunas confusiones que existen a su alrededor.

tasa de rebote

La Tasa de Rebote, en detalle

Si acudimos a la documentación oficial de Google Analytics (GA) vamos a ver que la tasa de rebote o bounce rate es una métrica calculada resultado de la división entre el número de rebotes y sesiones.

Lo cual nos lleva a otra pregunta, ¿Qué es un rebote? Google considera rebote toda aquella sesión que solamente tenga una página vista o una interacción.

En otras palabras, un usuario que en una sesión ve solo una página vista contará como rebote. Sin embargo, si este mismo usuario ve 2, 3, 4… páginas durante la sesión, ya no será un rebote. Fácil, ¿no? Entonces, ¿da igual el tiempo que haya estado el usuario en la página para considerarse rebote o no? Pues en principio sí. En ningún momento la definición menciona nada que tenga que ver con el tiempo en la página. Es decir, da igual si el usuario ha estado 1 minuto o 20 viendo la página. Si sólo ve una página, contará como rebote. ¿Y qué ocurre en aquellos casos que el usuario hace click en algún botón? Si el usuario ve sólo una página y hace click en algún botón, en principio sí se considerará un rebote.

Estas sesiones de una sola página (o rebotes) duran 0 segundos, ya que al no producirse ningún otro hit después del primero (página vista), Analytics no puede calcular la duración de la sesión.

Hay que tener en cuenta que, si hemos personalizado nuestra instalación de GA para que además de contar páginas vistas, también cuente eventos cada vez que los usuarios hacen clicks en botones ya no se consideraría rebote. En ese caso ya no tendríamos solamente un hit interactivo (o interacción) si no 2: la página vista y el evento interactivo del click en el botón.

Nótese entonces que los resultados que vas a ver dependerán mucho de la instalación de GA que hayas realizado en tu sitio web y de lo fácil o difícil que sea que el usuario dispare estos eventos interactivos. Y es que, los eventos interactivos van a tener un impacto muy directo en el resultado final de la métrica de la tasa de rebote. En un sitio web que no haya implementado eventos interactivos, el % de rebote será más alto que en un sitio web que deje muchas posibilidades para que el usuario dispare estos eventos.

Nos gustaría poneros un ejemplo para acabar de valorar esta métrica:

  • El usuario A llega a nuestra página, ve el contenido rápidamente y no le interesa nada, hace click en un botón para ver el menú y tampoco es lo que está buscando. Por tanto, a los pocos segundos se marcha. En este caso no sería un rebote al haber dos hits interactivos.
  • El usuario B llega a nuestra página y encuentra todo de su interés. De hecho, se pasa leyendo la página 10 minutos y encuentra toda la información así que ya no necesita navegar más por nuestro site. En este caso sería un rebote.

¿Conclusión? No mires solo el % de rebote de tu sitio web de forma aislada. Procura utilizar también otras métricas de uso de las páginas que complementen tu análisis. Si no lo haces, corres el riesgo de llegar a conclusiones equivocadas como en el ejemplo que acabamos de ver.

Entonces… ¿Cuál es el % de rebote óptimo para mi site?

En primer lugar, te recomiendo un vídeo-artículo de nuestro compañero Antonio Tajuelo. En este se argumenta que aunque Google nos facilita el porcentaje de rebote medio para nuestra industria en los informes de GA, no existe un % de rebote que podamos decir que es el óptimo. Nuestra recomendación es que solo necesitas compararte con tu sitio web e intentar mejorarlo día a día.

No debemos obsesionarnos con la tasa de rebote media de la industria y mucho menos con un porcentaje ideal que tampoco existe. Más importante que esta métrica es la satisfacción de tus usuarios y clientes. Y existen muchas formas de medir esto más allá del % de rebote, asegura Tajuelo.

A la hora de analizar la tasa de rebote es importante aplicar diferentes segmentaciones para estudiarlo:

  • Si segmentas por tipo de dispositivo, podrías descubrir que tu sitio web tiene una mala usabilidad en dispositivos móviles, lo que probablemente se traducirá en un porcentaje de rebote alto.
  • Si segmentas por campaña, probablemente encontraremos que, si hacemos una campaña con una segmentación difícil, el % de rebote sea elevado. Y si, además algunas páginas de tu sitio cargan con especial lentitud y hacen esperar a los usuarios, esas páginas seguramente van a tener un % de rebote alto.

Así pues, mira siempre tus propias tendencias, compárate contigo mismo y no tanto con los demás.

Para cualquier duda sobre la tasa de rebote u otras métricas de Analytics en DBi by Havas tenemos un equipo especializado y estamos encantados de que nos planteéis vuestras dudas.

 

Jorge es consultor especializado en DBi by Havas. Durante 15 años ha desarrollado su trayectoria profesional en diversos sectores, principalmente en el sector Telco. Amante del dato y de las ventas, en su tiempo libre le encanta practicar trekking así como viajar cuanto más lejos, mejor.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *