Paid Social: ¿Cómo puedes plantear tu campaña en redes sociales?

El cerebro humano cada vez está más acostumbrado a recibir impactos y, en el caso de las redes sociales, estos impactos son continuos: fotos, noticias, vídeos, anuncios. No hay más que observar a un niño de una media de edad de 8 años y ver el manejo que tiene de los dispositivos móviles sin saber apenas leer pero sí reconociendo perfectamente los logotipos de las aplicaciones o, incluso, cuál es el vídeo que quiere ver.

Por este motivo, las redes sociales (RRSS) se han convertido en un medio muy interesante para cualquier anunciante que quiera conectar con sus clientes e impulsar distintos objetivos de negocio. ¿Sabes qué es el paid social? En este artículo compartimos las claves de esta modalidad de publicidad y, también, datos que pueden irte bien para preparar tu campaña. ¿Te interesa?

Paid Social

¿Qué es el Paid Social?

El Paid Social es la forma de lanzar publicidad en las redes sociales. Los medios sociales han superado a la prensa escrita y se han convertido en el tercer canal de inversión publicitaria, por detrás de la televisión y del Paid Search.

Las redes sociales están totalmente integradas en nuestro modo de vida, como una forma de interactuar con el mundo. Pero no dejan de ser un canal más de pago en el que entra en juego la publicidad, de una forma más “cercana” y con tantos formatos publicitarios como ideas de promoción se nos puedan ocurrir.

Los usuarios hacen una gran inversión de tiempo en las redes sociales, convirtiéndose en una audiencia potencial. Además, debido a la gran cantidad de información con la que cuentan las RRSS sobre sus usuarios, pueden segmentar los anuncios publicitarios con elevada precisión, en base a infinidad de categorías (sexo, edad, gustos…).

Prepara tu campaña: ¿Qué debes tener en cuenta?

Uno de los objetivos claros de los anunciantes, a parte de incrementar las ventas, es aumentar el recuerdo del anuncio para generar reconocimiento de marca y aumentar el tráfico web. Como comentábamos, las redes sociales generan continuos impactos que facilitan la identificación del logotipo y, también, la distribución de su mensaje a través de todo tipo de recursos multimedia (fotos, vídeos, noticias…).

El éxito de una acción en RRSS depende de 4 factores básicos:

  • Impacto: ¿A qué audiencia te diriges y en qué momento?
  • Alcance: Ratio de usuarios a los que llega el mensaje.
  • Contenido: Valor de la información que se transmite.
  • Conexión: Potencia de imagen del producto e interacción entre marca-usuarios.

Además, para ayudarte a preparar tu campaña, compartiremos algunos datos del sector. Para ser efectivos es importante saber cuál es el ritmo de publicación idóneo de cada red social, pero todo depende del target al que te dirijas:

  • Facebook: Al menos una publicación diaria sin superar las diez semanales.
  • Instagram: Dos veces al día sin superar las quince semanales.
  • Twitter: Cinco tweets al día.

Y aquí tenéis algunas cifras sobre la frecuencia de uso, según la empresa Statista, en usuarios de cada red encuestados en 2019:

  • Facebook: 47% de los usuarios entran varias veces al día y el 27% solo una vez al día.
  • Instagram: 46% de los usuarios entran varias veces al día y el 25% solo una vez al día.
  • Twitter: 31% de los usuarios entran varias veces al día y el 22% solo una vez al día.
  • Snapchat: 13% de los usuarios entran varias veces al día y el 24% solo una vez al día.

Si hablamos de las plataformas con más inversión y más utilizadas, según nuestra experiencia, deberíamos mencionar Facebook e Instagram como prioritarias, Twitter y, finalmente, Snapchat.

Por otro lado, a nivel de formatos publicitarios más usados para redes sociales, según la información cedida por Socialyse, serían:

  • Facebook: Los formatos son más inmersivos. Para branding suele utilizarse el Page post video y, para performance, page post link.
  • Instagram: Son formatos más atractivos. Para branding los Stories & Video Ad y, para performance, Link ad.
  • Twitter: Para branding se recurre mucho a video card, patrocinios y tendencia y, para conversación, conversational ad y promoted tweet.
  • Snapchat: Se trata de un mercado que no está saturado aún y que, por lo tanto, ofrece formatos más novedosas. Para branding, geofiltros y, para conversación, snap ads.

No obstante, debes recordar que estas recomendaciones se basan en estadísticas y experiencia de empresa. Por lo tanto, pueden no ser la mejor opción para tu negocio. Las campañas de Paid Social deben plantearse con la ayuda de un profesional que conozca el ecosistema publicitario y, además, sea capaz de dar respuesta a las casuísticas de tu negocio.

¿Cómo se trabaja con una campaña de Paid Social?

A continuación, te explicamos el flujo de vida idóneo que debe tener una campaña publicitaria en medios sociales. El primer paso sería la definición de los objetivos que se quieren conseguir con esa acción y, también, de un conjunto de KPIs que nos permitan evaluar los resultados. Debes tener en cuenta las posibilidades de actuación en base a la inversión, es decir, los recursos económicos y de equipo a tu disposición marcarán qué tipo de campaña podrás desarrollar.

Después del desarrollo creativo, se procederá a cargar la campaña en las distintas plataformas de social, dependiendo del target que quieras alcanzar y del mensaje o contenido que quieras transmitir. Hay que tener en cuenta que toda campaña publicitaria necesita un learning o tiempo de aprendizaje para que se consoliden los datos. Y una vez se disponga de data suficiente para analizar, se podrán empezar a realizar las optimizaciones oportunas dentro de las propias herramientas de social.

Es importante mencionar que en acciones publicitarias que tienen cierta envergadura e inversión, las campañas publicitarias que activamos en los medios sociales llevan una doble medición. Es decir, imaginemos que mi campaña publicitaria tiene acciones en más canales digitales a parte de los canales sociales. ¿Cómo puedo unificar y comparar todo ese data? Para poder tener todo el dato en una misma plataforma, las plataformas sociales permiten esa doble medición e integración con otras herramientas tecnológicas. Por ejemplo, los adservers se utilizan para unificar todos esos datos.

También es clave saber qué hace el usuario una vez que hace click en nuestro anuncio. Para medir la trazabilidad, se implementan eventos o códigos de las plataformas sociales en la web del cliente y en los puntos de conversión. Por ejemplo, podemos implementar eventos que midan todo el site, solo la landing de aterrizaje de la campaña, o eventos que indiquen acciones específicas como “añadir al carrito” o la página de “Gracias” tras una compra o tras rellenar un formulario. A partir de esta recogida de información, es decir, con los usuarios que hemos medido a través de estos eventos, se crean listas de audiencia, con las que poder re-impactar o hacer re-targeting para optimizar nuestra campaña.

Finalmente, sólo quedaría el cierre de campaña y la evaluación para obtener learnings para futuras acciones. Para el cierre de campaña se desactivan todas las acciones que hemos estado lanzando en nuestras redes y se evalúan los datos para ver si nuestra campaña ha alcanzado los objetivos y cómo se puede mejorar nuestra estrategia en el futuro.

Así pues, viendo todas las plataformas con las que contamos, el alcance e incursión de este medio y lo potentes que son las audiencias de usuarios que se pueden utilizar, sin tener una inversión muy alta, el paid social sin duda es una de las mejores opciones para difundir cualquier mensaje publicitario.

¿Estás preparando alguna campaña de Paid Social? ¿Te quedan dudas?

Publicista de formación y especialista en tráfico digital, lidera el equipo de AdOps de Havas España. Valora mucho a su equipo, un buen ambiente de trabajo y el buen humor para poder soportar la presión a la que se somete un trafficker.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *