Claves para una transformación digital efectiva

¿Qué necesitan las empresas y las marcas para transformarse digitalmente? ¿Y cómo hacerlo en una era digital donde la velocidad y el cambio constante son críticos para lograr una ventaja competitiva?

Se habla mucho de transformación digital pero, ¿cuál es el reto al que realmente se enfrentan los departamentos de Marketing de las empresas? Por un lado, cubrir las expectativas de personalización y ofrecer una experiencia mejorada e integrada para sus clientes y usuarios como valor añadido. Y, a su vez, los departamentos de marketing tienen una presión extraordinaria para conseguir los resultados de negocio que los stakeholders les demandan.

Es una carrera por reinventarse y conseguir mejorar la relación con los consumidores en el entorno digital. En este artículo reflexionamos sobre las claves de las transformaciones digitales altamente efectivas y cómo lo abordamos desde DBi Data Business Intelligence.

Transformación digital

Activos principales para impulsar con éxito una transformación digital

En la era digital hay varios activos a considerar para liderar planes de transformación que favorezcan el crecimiento, la eficiencia y la ventaja competitiva de una organización. Partimos de una visión y liderazgo en el que desde el CEO se debe involucrar en las decisiones tecnológicas, en la mejora de los procesos de trabajo para impulsar una visión única de cliente, más holística, más conectada y más interrelacionada y, donde superemos los silos interdepartamentales y favorezcamos el trabajo colaborativo.

En este escenario tecnología, data y automatización se vuelven claves. Programar y automatizar el marketing es otro de los retos a los que nos enfrentamos. Del mismo modo, la toma de decisiones de negocio en la organización tiene que estar sustentada en información y análisis para tener un enfoque basado en datos y no sólo en intuición y experiencia. Todo ello, por supuesto, incorporando la cultura de la innovación con acciones a corto plazo que sean fácilmente cuantificables, pero sin dejar de intentar y probar acciones cuyo beneficio no pueda predecirse pero que serán necesarias para evolucionar, avanzar y no bloquear la cultura de la transformación.

El compromiso que adquirimos en DBi Data Business Intelligence con nuestros clientes se basa precisamente en diseñar proyectos que evolucionen en su madurez digital desde una visión client centric para mejorar la experiencia y lograr mejores resultados de negocio. El data es el corazón de la estrategia, entendido como el mayor valor disponible, la información que permite el conocimiento de clientes y consumidores.

Las plataformas tecnológicas son las herramientas que necesitamos para disponer de la información y que ésta sea accesible para la toma de decisiones, y, además, accionable en ecosistemas tecnológicos interrelacionados. Además, ofrecen un enfoque centralizado y proporcionan un proceso de trabajo unificado.

Y, por último, la clave es el talento de las personas, sus habilidades y capacidades (el conocimiento y certificación en las tecnologías de publicidad y marketing del mercado se ha vuelto esencial en los nuevos perfiles incorporados) que son imprescindibles para orquestar un marco de trabajo donde data, tecnologías y personas se dan la mano para acelerar la mejora relacional con los clientes.

Transformación Digital

Hoy nos enfrentamos a retos donde nuestro valor es orquestar todo lo anterior, entender las tecnologías que el cliente necesita o ya nos proporciona, interrelacionar su utilidad y el dato del que dispone y, extraer el mayor conocimiento de los usuarios y clientes. Y hay un activo esencial del que partimos: la información de primera parte o first party data que los departamentos de marketing recogen de sus activos digitales y/o otras fuentes de información.

Ese data, entendido como usuario, audiencia, cliente, prospect, etc. es el gran activo del que partir. Porque a partir de dicha información, de su análisis, conocimiento y cualificación podemos conocer cómo es, qué hace, qué motivaciones tiene para comprar, cuándo, a través de qué canales, qué caminos elige para hacerlo, qué tipo de productos o servicios consulta, qué compra, etc. Y ello será clave en nuestro proceso de trabajo para abordar acciones que, aunque típicas, han ido evolucionando la forma de proceder. Con ese conocimiento y esa base de trabajo podemos tomar decisiones para:

  • Elaborar planes de acción omnicanal y multidispositivo para activar al usuario/cliente.
  • Ofrecer experiencias personalizadas a cada usuario o a cada clúster en cada uno de los puntos de contacto.
  • Medir y, por lo tanto, optimizar las acciones de marketing y comunicación para ser más eficientes con el presupuesto disponible.
  • Velar por el ROI como foco de nuestro trabajo con especial énfasis en medir el retorno de cada acción y en convertirnos en partners de negocio de nuestros clientes.
  • Analizar recurrentemente la base de data e información de nuestros activos para mejorar constantemente el proceso.
  • Incorporar otras fuentes de datos y de audiencias (3rd party) para enriquecer y aumentar la base de primera parte.

Por lo tanto, con la implementación e interrelación de las plataformas tecnológicas, hay un activo básico que cobra sentido en la nueva estrategia que empuja las actuales estrategias de marketing: 1st party data.

Programas de Aceleración Digital

En DBi Data Business Intelligence hemos puesto en marcha Programas de Aceleración Digital para clientes de sectores como Energía, Automoción, Finanzas o Retail. En dichos proyectos pretendemos mejorar la captación de nuevos usuarios desde el análisis en los distintos caminos del funnel de conversión y la optimización de los procesos de generación de demanda hasta la transformación en un cliente real del servicio. En un proceso de este tipo, existen 4 elementos básicos que se han incorporado en aras de esa transformación necesaria para adaptarse y entender la nueva relación con los usuarios:

  1. Data Management: asegurar la correcta recolección y explotación de la información de los usuarios (1st party data) en todos los activos digitales.
  2. Analizar los perfiles que generan más demanda, cómo son, qué comportamiento digital tienen, qué canales han elegido para llegar hasta la web, etc. nos ofrece el perfil de cliente más común y sobre el que más debemos invertir y saber predecir.
  3. Personalizar la experiencia del usuario a la hora de contratar el servicio, atender a sus necesidades concretas, plantear una oferta adaptada, ofrecer los beneficios particulares para ese usuario, etc. En definitiva, utilizamos la Suite DBi by Havas como solución tecnológica automatizada que permite personalizar la experiencia del usuario en la página web que se le muestra.
  4. Optimizar desde el análisis, las tendencias y el modelo predictivo para mejorar las tasas de conversión y ser más eficientes en la conversión a cliente.

Y el trabajo da como resultado la mejora del ratio de conversión en todos los pasos del funnel, con casos donde incrementamos de media 15 puntos respecto al año anterior en las demandas comerciales; 8 puntos en la captación de clientes; y optimizamos de media los costes de captación en alrededor del 10/20%, dependiendo del caso.

Esta tipología de proyectos se concentra precisamente en un corto plazo donde podemos demostrar logros rápidos, pero por supuesto nos invita a un recorrido a largo plazo para seguir mejorando la relación con los clientes en un ecosistema cada vez más sofisticado y automatizado, escalando en la madurez digital de las compañías con las que trabajamos.

Si te interesa conocer más sobre cómo conectamos con nuestros consumidores en un entorno de más conectividad, data y tecnología puedes seguir leyendo sobre la evolución del marketing automatizado en los posts de nuestra compañera Mónica Fachal.

Óscar se ha centrado en la mejora de la comunicación, la relación con los usuarios y la eficacia de las empresas en el entorno digital desde los inicios de Internet en España. Polifacético, autodidacta, con espíritu emprendedor y colaborativo, en DBi by Havas encontró el lugar para trabajar con pasión para llevar a las marcas a la era de la comunicación y el marketing del siglo XXI, donde el usuario es el protagonista.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *